Cómo reparar mi credito en USA

Encontrarse con una situación financiera desventajosa y errores en el informe de crédito son combinaciones terribles, ante esto lo mejor es optar por un servicio de identificación de errores para disputar y así lograr alguna oportunidad de conseguir financiamientos.

Si deseas conocer sobre como reparar tu estado crediticio en Estados Unidos entonces continua leyendo.

Reparar un credito en USA

La reparación de un crédito no es más que la búsqueda de errores en los informes de créditos que proporciona la institución financiera, existen agencias que se dedican a prestar estos servicios parar arreglar mi credito en usa, aunque algunas veces puede ser una complicación en lugar de una solución.

Primero es necesario saber que una vez que el banco expide el informe de crédito se cuentan con 30 días para disputarlo y corregir cualquier puntaje incorrecto. Esto se debe a que puede existir la posibilidad que un banco no considera pagos atrasados, cuotas vencidas, préstamos estudiantiles, hipotecas o saldos deudores en tarjetas de crédito sobregiradas.

Algunos consejos para la reparación de crédito en estados unidos por cuenta propia

Lo primero es hacerse con una copia de este informe de crédito, está puede solicitarse desde cualquiera de las principales agencias del país (Experian, Equifax y TransUnion). Es recomendable descargar uno de cada agencia y asegurarse que concuerdan, desde la web https://www.annualcreditreport.com/ del gobierno federal es posible hacerlo.

Si se trata de la primera vez que se opta por la reparacion de credito entonces hay que tener presente que se deberá realizar un proceso de verificación (de no más de 15 minutos), también es posible hacerlo por teléfono 877-322-8228.

desde La web:

Realiza una llamada al

Las disputas

Será considerado un error a disputar cualquier disparidad entre los informes con:

  • Historial de pagos: Los pagos atrasados son el principal objetivo, y este ítem guarda casi la totalidad de la puntualidad final del informe.
  • Cuentas duplicadas: Se trata de cualquier recargo duplicado, entre estos se encuentran saldos deudores a una tarjeta de crédito o un monto restante de hipoteca.
  • Información personal: Esto es una formalidad, todo debe corresponder al verdadero propietario de las cuentas.
  • Factores negativos caducos: Cualquier ejecución hipotecaria, juicios, gravámenes o quiebras que ya no requieran ser reflejadas, las quiebras pueden desaparecer después de algunos meses de haberse vencido.
  • Consultas de crédito no autorizadas: Las instituciones financieras tienen la potestad de consultar un informe de crédito antes de aprobar cualquier crédito, pero si existen más de las solicitadas estás podrán disputarse al afectar negativamente en la puntuación final.
  • Gravámenes fiscales: Desde inicios del 2018 se estableció que los bancos no consideran deuda, mora o impago fiscal, por lo que si aparece alguno entonces deberán disputarse enseguida.
  • Saldos inexactos y estados de cuenta obsoletos: Se trata de disparidades evidentes en saldo de préstamos y deudas ante estados desactualizados, este puede resultar en una diferencia importante en el marcador final.

Tras identificar los errores presentes en el informe se deberá proceder con el proceso de disputa, en este se pasan los errores por escrito a las agencias de crédito o simplemente se llama al acreedor para corroborar la información necesaria para iniciar el procedimiento. Dependiendo de la naturaleza y cantidad de errores podría ser necesario contar con un abogado especializado.